La firma

Olleros Abogados se compone de un grupo de profesionales que, con estricto cumplimiento de las normas éticas y deontológicas de la abogacía, pone su talento y conocimientos al servicio de sus clientes. La adecuada formación de nuestros profesionales, el esfuerzo y el compromiso con los asuntos encomendados, es parte esencial de nuestra filosofía de trabajo. La relación con nuestros clientes se fundamenta en la empatía, la confianza y la responsabilidad, que el Despacho entiende, deben ser mutuas para lograr el éxito.

Nuestra Firma ha tenido siempre como propósito ofrecer un excelente asesoramiento legal y tributario a sus clientes nacionales e internacionales. Apostamos por la atención personalizada de principio a fin en cada proyecto y mantenemos nuestra objetividad, independencia, respeto, compromiso, transparencia y calidad técnica en cada asunto que nos es encomendado. La honestidad y la lealtad hacia la Ley, y nuestros clientes, forman parte de los criterios de Olleros Abogados. 

Olleros Abogados se fundó en 1986 con el objetivo de convertirse en un despacho capaz de ofrecer un servicio jurídico completo. A día de hoy, dichos objetivos se han ido cumpliendo sin dejar de mirar al futuro con ilusión y perseverancia, por seguir ampliando las capacidades del despacho y sus profesionales, para contribuir a la mejora de la sociedad empresarial y de sus relaciones comerciales. Superar las expectativas que tienen nuestros clientes, así como la confianza depositada en nuestros profesionales es un objetivo constante.

Nuestra firma destaca por su amplia vocación internacional.